fbpx

Calefacción en las comunidades, el gran dilema.

Calefacción en las comunidades, el gran dilema.

Calefacción en las comunidades, el gran dilema.

Ha llegado el frío, y con él empieza la temporada de calefacción.

Calefacción en las comunidades, el gran dilema.Muchas comunidades disponen de calefacción central y como cualquier servicio comunitario nunca llueve a gusto de  todos, unos tienen calor y otros frío. Depende mucho de lo aislada que tengamos la vivienda  y la orientación de la misma. Pero el dilema es cuantas horas se debe poner la calefacción, esto depende de cada comunidad, es la  Junta de Propietarios quien aprueba el horario, ahora bien hay que tener en cuenta las condiciones climatológicas, ya que no todos los otoños e inviernos tienen las mismas temperaturas, y es mejor ahorrar tanto economía como en energía, y por supuesto tener en cuenta el medio ambiente, ya que la mayoría de las calefacciones actuales a día de hoy suelen ser calderas de gasoil.

La Directiva Europea 2012/27/UE, está enfocada para el ahorro energético y la individualización de consumos.

Dicha directiva ya se ha traspuesto parcialmente al Real Decreto 56/2016 de 12 febrero, aunque falta finalmente los plazos para aplicar esta normativa, y por tanto muchas Comunidades aún no se han adaptado a esta a la misma a la espera de que se pongan los plazos para cumplirla.

Para hacer un buen uso de la calefacción central, debemos estar concienciados que es un medio de apoyo, y cada uno en su vivienda si quiere otro horario o tener más temperatura deberá tener algún otro medio adicional.

En cuanto al mantenimiento, como buenos vecinos debemos mantener la instalación en correcto estado para evitar posibles roturas y cuando vayamos a estar fuera de casa varios días, aconsejamos cerrar las llaves detentoras y de esa forma nos aseguramos evitar posibles fugas y sorpresas desagradables cuando regresemos a la vivienda.

En definitiva para tener una buena convivencia, respetemos los horarios establecidos, intentar regular la temperatura de nuestra vivienda y no derrochar calor, y revisar los radiadores para evitar fugas.  Con esto podremos pasar un invierno calentito y tranquilo.

 

Autora: Nuria González
Administradora Efinca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares