Los carteles más hilarantes de las comunidades de vecinos españolas

Todos los que alguna vez han vivido en una comunidad de vecinos saben muy bien que la convivencia no siempre es sencilla. Al entrar en un portal, hemos visto alguna vez un cartel en el que se denuncia la falta de civismo de algún vecino o se recuerdan las normas de convivencia con la vana esperanza de que quienes no las respetan se den por aludidos.

Esas llamadas de atención suelen ser tan frecuentes como ineficaces y en muchas ocasiones, además de revelar las pequeñas rencillas entre los inquilinos de esos edificios, sus mensajes son tan extraños como divertidos. Prueba de ello es el tumblr «Drama en el portal», en el que un activo usuario conocido como el Hematocrítico recopila algunos de los carteles más hilarantes y turbadores que podemos encontrar a lo largo de la geografía española.

En esta bitácora encontramos todo tipo de avisos y advertencias que suelen tener como denominador común haber sido escritas desde la indignación y, quizá debido a ello, con numerosas faltas de ortografía. Así, mientras en un portal dan la «enhorabuena de nuevo al guarro del pis de perro en el ascensor», en otro edificio agradecen «tanto a perros como personas» no orinar en la puerta. Porque si algo demuestran estos avisos es que la convivencia nunca es sencilla. Y que los fluidos corporales protagonizan muchas de estas curiosas notificaciones.

«Se advierte al vecino que tira excrementos humanos por el patio de luces de las puertas 2ª y 3ª que se han tomado las medidas oportunas para su localización mediante cámaras. Las multas por este tipo de comportamientos incívicos oscilan entre los 6.000 y 18.000 euros», se puede leer en otro de los carteles publicados.

Los robos en las zonas comunes —«Dejar bien cerrado el grifo (es lo mínimo cuando se roba agua»—, portazos y ruidos a horas intempestivas —«Para los folladores de esta madrugada: Nadie os prohibe follar, pero un poco de respeto por el descanso de los que dormimos. A las 3, 4 am no son horas de estar gritando»—, pero también advertencias y amenazas —«La próxima vez que te coja tocando la moto te parto los dos brazos»— son otros temas recurrentes en este tipo de mensajes escritos que, ahora, el autor de este blog ha recopilado en un libro que garantiza un buen rato de humor horrorizado.

 

Fuente: abc.es