Nuevas comunidades de vecinos rusas

España seduce a los rusos. No es un tópico ni una frase hecha. Hay datos que avalan el encanto de la población rusa por nuestro país. El atractivo natural, cultural y de consumo de la península e islas hace que, según el Boletín Trimestral de Coyuntura Turística, Rusia presente una notable tendencia de crecimiento con grandes expectativas en relación a la llegada estos turistas a España. Y es que sólo en el pasado mes de Mayo, aterrizaron a nuestras costas más de 330.000 rusos según Frontur, estudio de movimientos turísticos de España.

Pero si bien la tendencia turística es creciente, la residencia en España se plantea como una gran opción por parte de los rusos. El incremento de la economía rusa ha encontrado una gran salida en el mercado inmobiliario español, cuyos precios no dejan de caer después de la explosión del boom inmobiliario. El mercado inmobiliario español ofrece atractivas condiciones para la colocación de capital ruso. Si a los elementos geográficos, temporales y económicos, sumamos la acogida sociocultural de las costumbres españolas por parte de los rusos, los cuales se ven encantados por el perfil social de los españoles, España se convierte en un terreno perfecto donde edificar una nueva vida.

La tendencia rusa por vivir en España se hace ampliamente visible en la red. Ya existen varios blogs en Internet en relación a la convergencia de comunicaciones ruso-españolas para poner en contacto a ambas comunidades para la compra venta de casas. Se crea así un escenario de intereses entre los rusos que quieren comprar casas y los españoles que quieren vender en un momento en el que esos intereses son necesarios debido al contexto económico actual.

Este hecho pone de manifiesto una nueva modalidad de comunidades donde ya empiezan a convivir vecinos de varias nacionalidades. Por lo tanto, el papel del administrador es fundamental como intermediario y gestor de estas nuevas vecindades. Empieza a ser indispensable la traducción de los papeles administrativos en ruso además de en otros idiomas como el inglés o el chino, ya que al fin y al cabo, el desinterés de los españoles por comprar casa contrasta hoy día con el ánimo de los extranjeros para invertir en viviendas en España.

La evolución de las comunidades hace que diariamente se sumen nuevas tareas al administrador. Por lo que la ayuda de las nuevas tecnología para optimizar tiempo y ahorrar costes se convierte en una herramienta fundamental para gestionar estas nuevas propiedades. Tener a disposición toda la información online, donde el acceso a cada propietario queda clara, organizada y lista para ser consultada, garantizará un entendimiento total y agradecido por los nuevos vecinos de España.

 

Fuente: economiadehoy.com